París con Aguacero y Venecia Sin Ti

España – Italia – Francia – Portugal

2011

10 meses después de Suramérica, me embarqué en una nueva travesía, no quería perder el impulso. Esta vez atravesaría el océano para recorrer parte de Europa del oeste, era pleno invierno y las noticias mostraban un panorama bastante oscuro, decían que era uno de los peores inviernos en Europa, mostraban imágenes de Venecia y otras ciudades completamente inundadas y la cosa pintaba difícil. Yo ya tenía todo listo y no iba a echar para atrás, así que en contra de todo buen pronóstico decidí subirme a ese avión y arriesgarme a pasar los próximos 31 días tomando café bajo las inclementes lluvias.
Esta vez la ruta se componía de 4 países, 4 idiomas, 1 mes  y yo by myself again. 
En un post anterior narré el viaje a Portugal, el último país que visité en este viaje y quizás mi favorito. Aquí quiero hablarles de Italia y Francia, pues hace poco estuve viendo una película italiana y me dieron muchas ganas de regresar a este país, ya hace 6 años que hice este viaje y me quedaron algunos pendientes por ahí.

Italia


Roma – Florencia – Venecia – Pisa

Ciao Bella, Buona Fortuna

Mi primera parada en Italia fue en Roma, venía de Barcelona donde había recién pasado fin de año con amigos. El tren Barcelona – Roma fue particularmente caro, no se por qué, quizás la fecha, quizás las ciudades. Recuerdo que llegué de noche, y como siempre empecé a caminar buscando dondEuropa 3 126e dormir, esta vez tuve suerte porque di rápidamente con un buen lugar y al otro día emprendí camino por los sights de la ciudad. Tocaba madrugar al Vaticano, pues siempre está lleno y son filas eternas, apenas te bajas del metro los vendedores se te echan encima a venderte entradas, su tentadora oferta es que si les compras las entradas a ellos te ahorras la fila. Sin embargo yo preferí hacer la fila y no gastar de más en intermediarios, una fila más una fila menos, finalmente en Europa uno se la pasa haciendo fila para entrar a todos los museos. Las calles de Roma, como las de las otras ciudades italianas son encantadoras, cruzarse con una heladería, comprar un crepe de Nutella (que duré comiéndome como una semana, tieso en el bolsillo de mi maleta, cada día lo sacaba para meterle un mordisco), o escuchar a los italian@s decirte cosas como:“Ciao bella, buona fortuna” mientras caminas, es parte de vivir la ciudad.

La mayor parte de los días en este país los pasé en Florencia, fue

Europa 3 246
Desfile en Florecia

mi ciudad estación para moverme por el resto de ciudades. Me encantó esta ciudad, es perfecta para caminarla, pasaba mis días recorriendo a veces los mismos lugares una y otra vez y sorprendiéndome  con lo que me iba a encontrando. Lo único malo de Florencia es que está llena de tiendas de grandes marcas y diseñadores, con gente obsesiva por las compras. Mi cuarto del hostal lo compartía con asiáticas compradoras compulsivas que todos los días llegaban con bolsas de ropa nueva y botaban otras cosas que yo iba sacando de la caneca y cogiendo, de ahí salió un saco que no solo me sirvió mucho ese invierno, también lo usé después varios años en Colombia.

 

Mi encanto Latino y el proxeneta de la mafia italiana

Creo que los italianos se mueren por ser latinos, las mujeres de pieles naranjas de tanto autobronceador y los hombres con esa coquetería tan latina, tienen una fijación con nosotros. Mientras recorría Italia, en 3 ciudades diferentes personas me pararon en la calle a preguntarme si yo era latina. Sorprendida y extrañada les decía que era colombiana y ahí empezaba una corta conversación. En una de esas, mientras caminaba por Florencia dos señores se acercaron a mi con la misma pregunta, empezamos a hablar sobre Italia, Colombia, y esos típicos temas entre dos personas de países distintos. Uno de ellos me preguntaba si me gustaba el vino y si sabía cocinar, todo esto mientras continuábamos caminando hacia una iglesia, aunque las preguntas me parecieron un poco extrañas en ese momento, las contesté afirmativamente y continuamos hasta

Europa 3 398
Pisa

llegar a la iglesia. Cuando llegamos, uno de ellos que decía ser fotógrafo y minutos antes me había mostrado en su celular unas fotos, se ofreció a tomarme fotos en la iglesia, accedí y para mi sorpresa eran las peores fotos del mundo. Ya me empezaba a molestar e inquietar la presencia de estos personajes, pero no sabía como zafarme de ellos, además ya se habían ofrecido a llevarme a conocer la ciudad en su carro. Así que les propuse que nos viéramos en media hora ahí mismo, mientras tanto yo conocería la iglesia por dentro  y ellos irían por su carro. Por supuesto apenas se fueron por el carro yo salí de la iglesia hacia mi hostal y ahí me quedé un buen rato. Nunca descifré del todo las oscuras intenciones de estos dos, mi versión de la historia es que eran un proxenetas de la mafia italiana que quería secuestrarme, pues este encanto latino afuera se potencializa 😉 . Tuve un poco de miedo, sobre todo de volvérmelos a encontrar después, pero finalmente logré zafármelos.

Florencia me encantó, el Duomo me dejó boquiabierta, hay museos y exposiciones itinerantes por ahí, de repente uno puede ver una exposición callejera de carros clásicos o un desfile, y nada de esto está hecho para los turistas, simplemente pasa en la ciudad. El must de esta ciudad es ir a comer panini con champaña en I Fratellini, un pequeño y famoso puesto donde se acumula la gente para conseguir un delicioso panini a muy buen precio.

La Famosa Venecia

Europa 3 370
Venecia

Fue un recorrido de un día, decidí no quedarme allí, pues estaba muy feliz en Florencia. Venecia no me sorprendió ni me gustó tanto, demasiado turística y cero espontánea, todo está allí montado para los turistas, así que solo pasé un día caminando por ahí hasta que me encontré una pizzería de barrio buenísima que me hizo muy feliz, eso fue lo mejor de Venecia, de resto, es bonito pero es costoso, y además, hay muchas palomas :/.

Francia


París

Todos tenemos una imagen totalmente rosa de París, y si, es rosa, romántica, de película, pero también gigante y caótica como toda capital. Llegué a París en tren desde Italia, las personas que habían pasado por París días antes me decían que me iba a morir de frío, que seguro iba a tener que comprar algo de ropa, pues la que tenía no era suficiente. Así que iba con muchas expectativas, ya que tantas cosas se dicen de esta ciudad.

Eternamente perdida 

Llegué esa mañana y con mapa en mano empecé a caminar hacia

Europa 3 426
Pere-Lachaise

el hostal que me habían recomendado algunos viajeros, el mismo que recomendaba Lonely Planet, el más barato que se podía encontrar. En el mapa todo parecía muy cerca, así que no le vi problema a irme caminando, sin embargo caminaba y caminaba y no llegaba al hostal. Después de caminar 40 minutos por fin llegué, y fue así como me recibió la ciudad, mostrándome lo grande e imponente que es. Llegué antes de la hora de check in y no pude entrar al hostal, así que dejé las cosas ahí y salí a caminar en busca de algún lugar de los muchos que hay para conocer allí. Mi primera impresión fue que los parisinos andaban con Baguettes debajo del brazo, imagen particular. Caminé hasta el cementerio de Pere-Lachaise, en busca de la tumba de Jim Morrison y otras estrellitas. Después de dar vueltas y vueltas encontré a Morrison y le dejé en un papel un mensajito:  Love Me Two Times.

Europa 3 415

Esa misma noche salí en busca de La Eiffel, una vez más París me engañó haciéndome pensar que estaba cerca, caminé dos horas para llegar allá, por supuesto me perdí, la veía a lo lejos y daba vueltas por una calle y otra para llegar, no es que estuviera asustada por estar perdida, ese primer día me disfrute la perdida, pues no sabía que así serían el resto de mis días parisinos.
Paris
Desde Montmartre
Paris es una ciudad muy cara y siempre hay que buscar lo más barato, en este caso los hostales baratos resultan un tanto particulares, por lo menos el mío lo era, pues estos personajes cerraban las habitaciones de 11am a 5pm o algo así, entonces uno no podía entrar durante esas horas, bastante sospechoso no? seguro en ese horario funcionaba como motel, o eso me imaginaba yo. Pero esto no pasaba solo en mi hostal, esto lo he escuchado de varias personas que han visitado París, es una lógica propia que aún no comprendo, una lógica que te obliga a callejiar todo el día y no regresar hasta que estés arrastrándote del cansancio.

Europa 3 515

 

París hizo conmigo lo que le dio la gana, cada día daba vueltas y vueltas sin saber donde estaba, decidí olvidarme del mapa y simplemente caminar por ahí, hasta que un día terminé en una calle de putas y travestis, de donde preferí salir rápidamente.  Llovió todos los días, pero el frío no fue tan grave como me habían dicho, caminé más que nunca, fue una ciudad difícil para mi, muy pocas personas hablaban ingles o español y además a la gente le daba por preguntarme cosas en la calle, por supuesto no entendía nadaaaaa. Sabía como 5 palabras básicas en francés, entre esas, no sé por qué, sabía decir “touche moi”, que claramente no me servía para mucho.
Los concejos de  varias personas que encontré en el camino o amigos que habían ido antes me sirvieron mucho, disfruté de los crepes de carrito de calle, del mercado de pulgas y por supuesto del Croissant d´Almond, increíblemente rico. Estuve menos de una semana, conocí tanto como las perdidas me lo permitieron, cada noche cuando quería regresar al hostal, buscaba cualquier estación de metro y cogía ruta al hostal, a veces me tocaba hacer hasta tres transbordos, pero siempre llegaba, hecha pedazos y con los pies vueltos nada, pero llegaba.
Europa 3 549
Torre Eiffel
Ni Paris ni Italia fueron para mi los destinos románticos que suelen ser, pero los disfruté mucho, tengo pendiente conocer otros lugares de Francia y darme una vuelta por los encantadores pueblos italianos.  No creo que sea en un futuro cercano, pero lo tendré entre los pendientes de mi agenda de viajes.
En el próximo post, España.
Anuncios

One thought on “París con Aguacero y Venecia Sin Ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s